Image Image Image Image Image

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES  

Scroll to Top

To Top

COMPOSICIÓN Y EFECTOS

3 maneras de calibrar un monitor

Con este post iniciamos una nueva Guía norender.com dedicada a la colorimetría y en ella explicaremos tanto conceptos técnicos como procesos prácticos relacionados con la corrección de color. Nos ha parecido interesante comenzar esta guía con un tema sobre el que recibimos muchas consultas últimamente y que interesa tanto a los profesionales de la corrección de color como a los que se están iniciando y sobre el que, por desgracia, se encuentra poca información en la red. Vamos a ver las 3 opciones que tenemos para calibrar un monitor dependiendo de nuestras necesidades

Antes de ver las diferencias de cada uno de los métodos de calibración vamos a ver lo que es común en ellos. En todas las formas de calibración que veremos el monitor tiene que reproducir una serie de parches con diferentes valores RGB, tendremos parches rojos, verdes y azules con diferentes intensidades lumínicas y también parches con toda la gama de grises desde el blanco hasta el negro. La calibración se basará en que el software que genera estos parches conoce sus valores colorimétricos y tendrá que comparar estos valores con los que el dispositivo calibrador lee en el monitor cuando se reproducen estos. La comparación entre los datos originales del parche y la lectura que de estos nos dé el calibrador será lo que nos permitirá ajustar la calibración del monitor.

PatchTool_5-instruments (1)
La diferencia entre los diferentes métodos de calibración estará en quién será el encargado de hacer las correcciones necesarias para que los datos de lectura de los parches y los datos originales coincidan. ¿Será el mismo monitor el que corrija sus parámetros RGB, gamma, punto blanco…para que sean buenos los valores de lectura de los parches al compararlos con los datos originales?, ¿será un software de calibración el que corrija los valores colorimétricos a la salida de la tarjeta gráfica? o ¿será un programa de corrección de color el que establezca la corrección (LUT)?

Calibración por hardware

 

NEC SpectraView 242 - 1

Este tipo de calibración se caracteriza por actuar directamente sobre el monitor, sobre los controles colorimétricos del monitor (R, G, B, gamma, punto blanco…) Para realizar este tipo de calibración necesitamos de un software capaz de lanzar los parches y de compararlos con los datos del calibrador, hasta aquí la tarea común de todos los procesos de calibración, pero además necesitaremos que ese software tenga el permiso para poder actuar sobre los parámetros de ajuste colorimétrico del monitor y es aquí dónde vienen las restricciones de los fabricantes. Normalmente este software de calibración es propiedad del fabricante del monitor y solo podrá trabajar con los monitores para los que esté desarrollado y con los calibradores que soporte este software.
Las ventajas de este tipo de calibración son dos. En primer lugar actuamos directamente sobre el monitor para corregir los errores en la reproducción de los colores. En el resto de los casos, como ya veremos, actuamos con un software sobre la salida de una tarjeta gráfica y no aprovechamos de la misma manera toda la potencialidad del monitor. En segundo lugar, la calibración del monitor es independiente del ordenador que estemos utilizando con él, por tanto si conectamos el monitor a otro ordenador, éste sigue estando calibrado.
En cuanto a las desventajas están las limitaciones en cuanto al software y hardware de calibración que podemos utilizar, solo podremos calibrar un monitor de esta manera con el software que nos ofrezca el fabricante del monitor y con el calibrador o calibradores que se nos diga que puede trabajar con este software, no hay posibilidad de elección.
Entre los monitores más económicos que disponen de calibración por hardware está el Eizo CG276, el NEC PA272W o el Dell Ultrasharp U2713H, son monitores considerados de escritorio, pero que pueden hacer una buena función como monitores de vídeo.

eizo

Calibración por software

En la calibración por software no actuamos directamente sobre los ajustes del monitor, utilizamos un software para corregir los valores de salida de la imagen desde la tarjeta gráfica. Podemos decir que lo que calibramos no es el monitor si no la salida de imagen de nuestro ordenador. Si después de una calibración de este tipo, conectamos nuestro monitor a otro ordenador, nos encontraremos con que tenemos que volver a calibrarlo o al menos cargar el LUT o perfil de color que nos ha generado el software en el momento de la calibración.

Calibración del monitor GUI con un perfil de color desde el sistema operativo

spyderscreen

Con este tipo de calibración lo que conseguimos es calibrar nuestro monitor GUI (Graphic User Interface), es decir el monitor en que vemos la interface de nuestro sistema operativo y de todos los programas que trabajan dentro de él. La forma de realizar este tipo de calibración tampoco es complicada, solo tenemos que seguir los pasos que nos va dictando el software calibración. Normalmente y dependiendo de lo complejo y profesional que sea el software, nos pedirá que hagamos unos ajustes directos sobre parámetros del monitor siguiendo sus indicaciones (brillo. contraste, R, G, B…) y también que establezcamos la gamma, el punto blanco y la luminancia del espacio de color en que queramos trabajar.
A partir de aquí el software de calibración lanzara los parches que serán leídos por un calibrador conectado al mismo ordenador y de la comparación de los datos de lectura con los de los datos originales de los parches creará un perfil de color (mismo concepto que LUT pero en terminología de imagen gráfica) que será el encargado de modificar la salida de imagen de la tarjeta gráfica para que se acomode al espacio de color en el que queremos trabajar.
Este es el tipo de calibración más sencillo y más económico de realizar y desde hace más de diez años nos encontramos soluciones en el mercado que no son caras y son suficientemente fieles.

Calibración de un monitor de vídeo con un LUT desde un programa de corrección de color o desde un hardware intermedio

¿Qué ocurre cuando lo que queremos calibrar no es nuestro monitor GUI sino el monitor de salida  de vídeo conectado a nuestra tarjeta I/O? La primera aclaración para todos aquellos que no estéis muy familiarizados con el mundo del vídeo profesional es que necesitamos una tarjeta I/O para ver la salida de vídeo limpio de cualquier programa de edición, composición o corrección de color. Este tipo de tarjetas pueden tener conexión PCIe, Thunderbolt o USB y nunca se pueden confundir con la tarjeta gráfica del sistema (nuestra Nvidia o AMD). El problema con el que nos encontramos es que los software de calibración más extendidos y económicos no nos dan opción de lanzar los parches de calibración a nuestro monitor conectado a través de la tarjeta I/O y tampoco de variar la salida de vídeo de nuestras tarjetas I/O.

klein1
La configuración que necesitaremos para calibrar nuestro monitor de vídeo será más compleja. Por un lado necesitaremos de un programa que nos lance los parches de color a nuestro monitor de vídeo, por ejemplo Davinci Resolve 10. Por otro lado necesitaremos de un software de calibración para monitores de vídeo con la capacidad de generar LUT, tipo los de LIghtspace o CaIMANde SpectraCal. El software de calibración lo lanzaremos desde un ordenador ajeno a nuestro sistema y que tendrá conectado el dispositivo calibrador. Este software estará también sincronizado a través de una conexión de red con Davinci Resolve y hará que este programa lance los parches. De la comparación de los datos originales de los parches con los datos de lectura del calibrador surgirá un LUT que podremos utilizar de tres distintas formas.

REsolve color calibration

1. Si la calibración del monitor solo nos interesa para Davinci Resolve será sencillo, ya que este programa tiene la opción de cargar un LUT solo para monitorado y que no afecta al render de nuestro timeline. Esta podemos decir que es la opción más económica aunque también está restando un poco de potencia a nuestro sistema, es como si estuviéramos trabajando con con un nodo más todo el tiempo.

2. Otra opción es utilizar un hardware intermedio entre la tarjeta I/O y nuestro monitor que se encargue de corregir la señal que sale de la tarjeta mediante el LUT que ha generado nuestro software de calibración. La ventaja es que liberamos a nuestro software de corrección de color de tener que generar un LUT y además la calibración nos sirve para cualquier programa de vídeo. El inconveniente es que este tipo de hardware, por ejemplo Pandora Pluto o FujiFilm IS-Mini, es que no es barato.

IS-mini_sm-750x400

3. Como tercera opción está la posibilidad de que el monitor nos permita cargar LUTS generados por nuestro software de calibración, normalmente este tipo de opciones solo las tienen los monitores profesionales de vídeo, con algún monitor no considerado como tal también capaz de ello, el caso del Eizo CG276 que permite cargar LUT generados por LightSpace.

Como veis la calibración de un monitor de vídeo es un tema que puede llegar a ser bastante caro si tenéis en cuenta el precio de los software de LightSpace (mínimo unos 2000€) o CaIMAN, a lo que puede tengáis que añadir el hardware intermedio, la caja de LUT. Quizás como opción más económica nos deberíamos plantear un monitor que tenga la opción de calibración por hardware y conectarlo después a nuestra tarjeta I/O.

De calibración podríamos seguir hablando durante muchas horas, pero como esto debe ser un post y no un tratado, nos quedamos con la explicación básica de las diferentes formas de calibrar un monitor y cuál puede ser la que más nos interesa dependiendo de nuestras necesidades.

Tags | , , , , , , , , ,

Comentarios

  1. Gabriel Sánchez

    Hola.
    Muy interesante tu artículo.
    Si eres tan amable, quería hacerte una consulta: me dedico a la edición de video y postproducción, y realizo bastante corrección de color en Adobe Premiere y After Effects. Estoy por adquirir el monitor Dell que recomiendas en la calibración por hardware, el Dell Ultrasharp U2713H, pero yo necesito una versión de menos pulgadas. He visto que los hay, por ejemplo el Dell UltraSharp U2413 24″ (439 euros), Dell UltraSharp U2414H 24″ LED IPS (259 euros) o el Dell UltraSharp U2414M 24″ LED IPS (mismo precio, 259).
    La pregunta es si estos más pequeños tienen la misma calidad que el de 27″ que recomiendas y me serán apropiados para mi trabajo, y si sabes cuales son las diferencias entre los tres modelos de 24 (version H, M, y si ninguna letra…)
    Muchas gracias por tu ayuda y tu interesante artículo.
    Saludos
    Gabriel

  2. LOLO LAVÍN

    Perdona por no haber tenido tiempo anteriormente de responderte, probablemente ya habrás solucionado tus dudas. Si no es así, decirte que el monitor que se correspondería en 24″ con el U2713H sería el U2413, los U2414H y U2414M son inferiores en todo y no tienen sistema de calibración propio, por hardware.
    Lo siento, pero te recomiendo el más caro.
    Un saludo!

  3. walter said

    hola, queria saber que si me podes deccir modelos y marcas de monitores para la correcion de color de video,

Deja tu comentario

CAPTCHA * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Política y privacidad de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en este enlace.

ACEPTAR
Aviso de cookies